21.10.13

IMPI, COMCE y BSA buscan impulsar la competitividad del sector exportador a través de prácticas éticas en el uso del software

El pasado 17 de octubre el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el Consejo Mexicano de Comercio Exterior (COMCE) y la BSA México, firmaron un convenio de colaboración para impulsar la competitividad de las empresas exportadoras nacionales frente a las nuevas exigencias del comercio exterior en cuanto al uso ético de las tecnologías de la información. 

El convenio fue firmado por Miguel Ángel Margáin, director general del IMPI, Lorenzo Ysasi Martínez, director general del COMCE y Kiyoshi Tsuru, director general de la BSA México. 

“Los convenios nos permiten generar una cultura de la legalidad, una cultura de la propiedad intelectual. La protección y el respeto a los derechos de propiedad la hacemos todos”, indicó Miguel Ángel Margáin. Por su parte, Lorenzo Ysasi Martínez, afirmó “México está haciendo un trabajo extraordinario y el IMPI está siendo la parte reforzadora. Haremos un trabajo en conjunto con la finalidad de que México destaque en materia de la protección a la propiedad intelectual”. 
Finalmente Kiyoshi Tsuru subrayó la importancia de la propiedad intelectual en esta ecuación “creemos que los mexicanos vamos a comenzar a exportar con un liderazgo diferente, porque tenemos un elemento diferenciador que es la propiedad intelectual. Lo que hace este convenio es abrir a las empresas mexicanas las puertas a otros países”. 

A través de este convenio el IMPI, el COMCE y la BSA impulsarán la adopción de estándares de uso legal de software aplicables a las estrategias de exportación de las empresas para asegurar la trascendencia comercial del país en los mercados internacionales. 

El convenio tiene en perspectiva las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) en el cual se prevé que surjan nuevas reglas internacionales tendientes a inhibir el comercio de productos ilegales, para dar certidumbre a la competencia mundial de las industrias y asegurar el comercio justo, lo cual incluye la aplicación de políticas de negocios sobre el uso legal de las TI, una tendencia que ya ocurre en el mercado de los Estados Unidos. 

En los Estados Unidos de América existen normativas sobre el cumplimiento de la legalidad en el uso de las TI por parte de los negocios que exportan a esa nación a través de las leyes de Competencia Desleal (UCA por sus siglas en inglés) las cuales están siendo aplicadas en algunos estados de la Unión Americana. 

A partir de este convenio está prevista la apertura de un sistema de información pública sobre el software en las empresas. Verafirm es una base de información que estará disponible de forma gratuita para todas las organizaciones que decidan transparentar las condiciones de legalidad de sus plataformas informáticas, y que quieran contar con evidencias auditables del uso de sus recursos de software para efectos de probar la conducción ética de sus negocios. 

El convenio además incluye actividades de capacitación empresarial en materia de activos intangibles y programas de sensibilización sobre la importancia del uso de software legal entre las empresas