3.1.14

IPN crea robot humanoide para promover la divulgación, enseñanza e investigación de la ciencia

Zeno, es un robot humanoide, cuenta con dos cámaras de alta definición como ojos y una computadora interna con Linux Mint como sistema operativo. Fue creado en un proyecto de colaboración entre el propio IPN, la compañía Hanson Robotics, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Centro de Difusión de Ciencia y Tecnología (Cedicyt), siendo catalogado como el primero de su tipo en México por sus capacidades de expresión facial que le permiten mostrar expresiones humanas. 

Juan Rivas Mora, Director del Cedicyt señala que además de las demostraciones públicas de este robot el IPN también lo aprovechará para algunas otras funciones entre investigadores, maestros y alumnos de psicología, ya que en otros países los modelos desarrollados por Hanson también han sido utilizados en el tratamiento de niños con autismo.

El robot, mide poco más de 70 centímetros de altura y cuenta con 37 grados de libertad que le permiten ejecutar una amplia variedad de movimientos, excepto correr, nadar y volar. Sin embargo, Zeno es capaz de conversar en 26 lenguas diferentes, gracias a una serie de aplicaciones instaladas y cuenta con "un estado del arte basado en inteligencia artificial", según informa el IPN en su comunicado.

Esta versión del robot humanoide, según informa el Instituto, ya ha sido utilizada antes por científicos y tecnólogos de las Universidades de Cambridge, de Texas y hasta del MIT. Zeno estará integrado a la exhibición del IPN “Una serie de eventos afortunados para el desarrollo de la humanidad”, la cual se compone de cinco espacios: Conocimiento del entorno, Proceso creativo, Ingenio mexicano, Aplicando lo aprendido (del cual Zeno forma parte) y Mexicanos que trascienden.