24.6.15

Su hijo podría estar haciendo Cyberbullying? por Tori Birdsong

Ahora todos podemos estar de acuerdo en algo, nadie apoya el cyberbullying. De hecho, seguramente usted ha pasado una buena parte de su tiempo enseñándoles a sus hijos a cómo lidiar con los intimidadores.

Pero, ¿y si su hijo es el intimidador? ¿Está seguro de que sabe lo que sus hijos hacen en línea?

Un nuevo estudio de Intel Security* publicado recientemente, revela que aunque los padres creen que saben lo que sus hijos están haciendo en línea, no siempre es así.

El estudio “Las Realidades de la Ciberpaternidad", revela que mientras el 94% de los padres dicen que están conscientes del comportamiento de sus hijos en línea, 35% de los chicos encuestados admiten que están haciendo bullying hacia otros.

Los preadolescentes y adolescentes encuestados admitieron que se burlaron de otra persona frente a alguien más (19%), dijeron que alguien era "feo" o se burlaron de su aspecto físico (16%), o etiquetaron a alguien en imágenes crueles o hasta amenazaron a alguien (10%).

Es desagradable imaginar a su hijo haciendo estas malas prácticas en línea, pero es algo que puede suceder.

Para empezar, revise las páginas de las redes sociales de su hijo. Busque comentarios, publicaciones, o cosas que haya compartido su hijo que puedan parecer divertidas, cool, o tontas, y que puedan afectar a otra persona.

El cyberbullying incluye: 
  • Decir cosas hirientes o intimidar a alguien en redes sociales, mediante publicaciones o mensajes.
  • Camuflajear comentarios hirientes o amenazadores con palabras como "estaba bromeando".
  • Usar Internet para pedir a la gente que vote a favor de otra persona en votaciones del tipo: "¿esta persona es atractiva o no?" o "¿Saldrías con esta persona?”.
  • Publicar fotos privadas, correos electrónicos, textos o mensajes privados, sin el consentimiento de la otra persona.
  • Publicar intencionalmente fotos no favorables o embarazosas de otra persona, junto con comentarios negativos (o sumarse a ello si otra persona lo hace primero).
  • Difundir rumores o información falsa sobre otra persona en línea.
  • Insultar a las personas, usar adjetivos o comentarios raciales, o apodos ofensivos que dañen a las personas en línea.
  • Realizar cualquier amenaza, sin importar lo inofensiva que pudiera ser.

Acciones específicas a llevar a cabo:

Si descubre que su hijo está haciendo alguna de estas cosas, es tiempo de hablar con él. Tenga cuidado de no sobrelimitarse y reaccionar en exceso o avergonzarlo, pero aborde la situación inmediatamente. Es muy probable que si el comportamiento continúa sin ningún control, otro padre, un profesor de la escuela, o incluso autoridades competentes, puedan intervenir con consecuencias para su hijo.


Siga las siguientes recomendaciones:
  1. Instruya bien a sus hijos. Siéntese con su hijo en privado e inicie la conversación sin acusaciones. Vea esto como una oportunidad de aprendizaje y que también es parte de la formación de su hijo. 
  2. Hágalos conscientes de sus acciones. Tenga en cuenta de que no todos los cyberbullies o intimidadores son niños malos, son simplemente niños que no comprenden plenamente el impacto emocional o físico de sus acciones.
  3. Sea específico. Antes de tener esta charla con su hijo, prepárese con referencias y ejemplos específicos de los comentarios que su hijo ha hecho en línea, y sea claro en lo que se considera cyberbullying y por qué se considera de esa forma. Explique la diferencia entre lo que es gracioso y lo que es cruel.
  4. El poder de las palabras. Dele la importancia al poder de las palabras y qué tan hirientes se vuelven cuando se comparten y se multiplican en línea.
  5. Enseñe la empatía y compasión. Pídale a su hijo que se ponga en los zapatos de la otra persona. Pregúntele cómo se sentiría si alguien se burlara de la misma forma en como él lo ha hecho.. Si es relevante, proponga a su hijo compensar de alguna manera a la persona que pudo haber perjudicado.
  6. Use herramientas visuales. Los niños responden bien al video. Tómense unos minutos y vean juntos un breve video de YouTube sobre el cyberbullying, discutan los posibles impactos emocionales a corto, mediano y largo plazo de las bromas o chismes en línea. 
  7. Establezca consecuencias. Cada padre se encargará de manejar las consecuencias de diferente forma si su hijo ejerce cyberbullying. Esta es una gran oportunidad para enfatizar la responsabilidad y el privilegio de usar dispositivos digitales.
  8. Sea cauteloso. Recuerde, la cultura en línea que crean los adolescentes en sus grupos puede ser inofensiva o común para ellos, pero no así para los adultos. . Maneje cada situación con cuidado para que la conversación en torno a la responsabilidad digital permanezca abierta en su hogar.
  9. Monitoree, oriente, motive.  Es importante que monitoree el comportamiento en línea  de sus hijos, oriéntelos constantemente y consistentemente, mientras que usted hace que se cumplan las consecuencias acordadas. También es importante que reconozca sus logros y acciones positivas en su comportamiento digital.