22.8.17

El FBI insiste a empresas americanas a no usar Kaspersky como antivirus por espionaje.

En principios de julio el Gobierno de Estados Unidos estaba empezando a prohibir el uso de Kaspersky como antivirus en sus agencias e instituciones gubernamentales por miedo al robo de información. Ahora es el FBI quien está “forzando” en secreto a que las empresas del sector privado no utilicen Kaspersky como solución antivirus, al considerarlo una “amenaza para la seguridad del país”.

Toda esta persecución a Kaspersky llega después de que supuestamente las agencias de inteligencia norteamericanas hubieran descubierto que Kaspersky tiene relaciones muy estrechas con el gobierno ruso. Tanto es así, que el FBI afirma que algunos de los empleados actuales de la empresa son antiguos espías rusos. Además, la legislación rusa permite al gobierno controlar una empresa del país y usarla para espiar a otras naciones.

Aunque Kaspersky ha declarado en repetidas ocasiones que no tiene relaciones ni con el gobierno ruso ni con ningún otro gobierno del mundo, e incluso se ha ofrecido a comparecer en el congreso estadounidense y a que se analice el código fuente de su antivirus para ver que no hay presencia de ningún malware ni de ningún tipo de espionaje a sus usuarios.