18.7.12

Google: La tecnología puede ser aprovechada para combatir cárteles de la droga en México


El corporativo Google presentó una idea con la que autoridades y sociedad en México podrían sumar esfuerzos contra el narcotráfico implementando un moderno sistema de denuncias anónimas por internet que reduzca el riesgo de represalias. 

La idea fue propuesta por Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google y miembro del Consejo de Asesores del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y Jared Cohen, director de Google Ideas en una columna de opinión publicada en el diario The Washington Post. 

Este sistema permitiría responder al creciente uso por parte de los cárteles de las drogas de tecnología como sistemas de posicionamiento global para conducir sus operaciones y aliviar la presión que enfrentan ciudadanos y periodistas que los denuncian. 

Schmidt y Cohen recordaron que la idea surgió tras una visita que realizaron a Ciudad Juárez, donde fueron cuestionados por habitantes de esa localidad sobre qué hacer ante la ola de criminalidad que enfrentan. 

Para nosotros, la última parte de la respuesta fue obvia: tecnología, indicaron los directivos en la columna titulada Technology can be harnessed to fight drug cartels in México

Aunque Schmidt y Cohen dijeron que el uso de sofisticados sistemas de internet sería una herramienta más en esta lucha, su adecuado uso por las personas indicadas, podría hacer la diferencia. 

En un mundo donde los cárteles y criminales son maestros de la innovación, las empresas tecnológicas pueden alterar la balanza en el largo plazo, ayudando a ofrecer una innovadora ventaja para quienes más lo necesitan, apuntaron. 

El sistema propuesto consistiría de una red de comunicación por internet, donde la información sería transmitida en piezas o paquetes encriptados, canalizados por intermediarios, y que serían ensamblados una vez que alcanzaran a sus destinatarios, sean autoridades o periodistas. 

Según los autores, de ese modo las fuentes de información no tendrían que recurrir de manera física a autoridades corruptas, periodistas distantes o grupos de la sociedad, con la esperanza de que tomar este riesgo, ante un posible beneficio, vale la pena