23.2.14

ADT y McAfee presentan un estudio que muestra un fuerte vínculo entre los riesgos de seguridad físicos y digitales

Tras conmemorarse el sexto día anual de la privacidad de datos, el pasado 28 de enero, ADT (NYSE:ADT) y McAfee publicaron los resultados de una encuesta que establece importantes correlaciones entre la seguridad personal y la seguridad en línea.  Cuando se consultó a los entrevistados, el 39% dijo utilizar dispositivos tecnológicos para controlar los sistemas de seguridad en su hogar y el 34% lo hace a traves de sus teléfonos inteligentes. Además de nuestro apetito por tecnologías avanzadas, también crece nuestra necesidad de proteger los dispositivos digitales que los controlan. Los datos de esta encuesta sugieren que , ahora, nuestras vidas digitales y físicas  están completamente entrelazadas. 

A medida que los avances tecnológicos nos permiten controlar productos en el hogar desde adentro o a distancia, necesitamos asegurar que nuestras vidas, tanto físicas como digitales, también estén protegidas.  El propósito del día de la privacidad de datos (DPD) es recordar a los usuarios de teléfonos inteligentes que no usan protección con contraseña para evitar accesos no autorizados, que tomen precauciones para proteger a sus dispositivos. 

A cargo de The Futures Company, la encuesta conjunta a más de 1000 consumidores muestra que más del 51% de los encuestados sufrió infracciones de seguridad personal tanto por medios físicos como en línea. Cuando se solicitó definir “seguridad personal”, cerca del 77% de los participantes de la encuesta contestaron entrelazar la seguridad física y la seguridad en línea, lo que proporcionó más certeza sobre el hecho de que nuestras vidas digitales y físicas se han combinado en una sola.

Dejar la puerta abierta a los riesgos de seguridad
La proliferación de dispositivos aumentó, a niveles muy altos, la importancia de la seguridad digital a medida que nuestras identidades y nuestros dispositivos personales son más susceptibles a infracciones de seguridad es evidente. Mientras que el 31% de los entrevistados dijo que el teléfono inteligente presentó más posibilidades de riesgos de seguridad y el 49% dijo que sus ordenadores son más vulnerables, el 41% aún teme perder sus teléfonos inteligentes en un lugar público.  Aunque así sea, los entrevistados no parecían estar demasiado preocupados por protegerlos, y muchos no se incomodan al compartir sus contraseñas con otras personas. Dos de cada tres usuarios de teléfonos inteligentes (67%) y usuarios de tabletas (65%) dicen que protegen sus dispositivos con una contraseña, pero cerca de la mitad (49%) admite compartir su contraseña con al menos una persona más, poniendo en riesgo su seguridad personal y los datos que se encuentran en su dispositivo.

Ya que más del 33% de las personas utilizan sus dispositivos para controlar sus sistemas de alarmas físicas, y más de la mitad de ellas no logran asegurar sus dispositivos con protección básica como contraseñas privadas, parecería que nuestra necesidad de concientizar sobre la seguridad es tan grande como la necesidad de seguridad misma.  

Entre aquellos que han sufrido un robo en el hogar, el 59% dijo que entre los elementos extraídos se encontraban un ordenador o dispositivo móvil, lo que dejó sus datos personales en manos de los ladrones.  Según informes, han robado teléfonos inteligentes a aproximadamente 1,6 millones de estadounidenses en 2012.1 Esto es muy importante considerando que el 30% de los usuarios de Android y Windows y el 50% de los usuarios de iPhone no bloquean sus dispositivos móviles.

“En el mundo digital y conectado de hoy, todas nuestras vidas se gestionan y son accesibles mediante nuestros dispositivos”, mencionó John Giamatteo, Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General de los Negocios del Consumidor de McAfee. “Con la Internet de las cosas evolucionando tan rápido, nuestra alianza con ADT marca un avance crítico hacia la protección de la propiedad y la información de los consumidores en más formas que antes”.

Esta encuesta enfatiza aún más la importancia de la alianza entre ADT y McAfee, anunciada a principios de mes en el Consumer Electronics Show.  En la fase inicial de la colaboración de seguridad, ADT combinará a ADT Pulse®, una solución de seguridad y automatización completa que usa tecnología móvil, con McAfee LiveSafe™, un servicio galardonado de protección de dispositivos, datos e identidad. Juntos, los dos servicios proporcionarán una capa adicional de protección para el hogar o empresa del cliente, y se podrá acceder a través de cualquier teléfono inteligente o tableta conectada a la web. La sociedad entre ADT y McAfee desarrollará una plataforma cohesiva en la que los usuarios pueden proteger con facilidad sus dominios digitales y físicos desde un solo portal centralizado y fácil de usar. Juntos, los servicios de ADT Pulse y McAfee LiveSafe establecerán estándares de seguridad nuevos y prácticas recomendadas para proteger hogares, propiedades, datos e identidades personales.

“Estamos buscando constantemente formas de aumentar la protección de nuestros clientes en un mundo cada vez más conectado y complejo”, afirmó Arthur Orduña, Vicepresidente Ejecutivo y Jefe de Innovaciones de ADT. “Asociarnos con McAfee agrega otra capa vital de seguridad a nuestra solución Pulse  junto al servicio McAfee LiveSafe y abre oportunidades de innovación para nuestras plataformas y productos” concluyó.  

Metodología cuantitativa
The Futures Company condujo un total de 1228 entrevistas en línea en EE. UU. entre los consumidores de 18 a 54 años entre el 4 y el 15 de diciembre de 2013. Las entrevistas fueron distribuidas de modo uniforme por edad y género. La muestra involucró entrevistados en un 18% hispanos y otro 18% afroamericanos y logró una distribución geográfica de acuerdo al censo de EE. UU. Las entrevistas duraron 15 minutos. Todos los entrevistados debían poseer un dispositivo móvil (teléfono inteligente o tableta). La muestra completa de 1228 produce un margen de error de +/- 2,8 puntos porcentuales y una confiabilidad del 95%.

Fuente adicional:
1 Consumer Reports, junio de 2013